El 2020, fue un año de retos para la humanidad y esto implicó desafíos para la Seguridad de la Información en un mundo cambiante en aspectos tecnológicos y con iniciativas de implementación inmediata para suplir las necesidades de nuestros clientes. Se requirió la participación activa de toda la organización, además de la implementación y robustecimiento de herramientas de seguridad para ofrecer nuevos servicios tecnológicos acompañados de una seguridad robusta.

Los colaboradores, personal externo y clientes continuaron recibiendo capacitaciones enfatizando el cumplimento de los lineamientos establecidos en las Políticas de Seguridad de la Información aprobadas por Junta Directiva, y de todos los nuevos o viejos tipos de brechas para detectar y contener posibles ciberataques.

En cuanto a la Seguridad de la Información, se puede decir que 2020, fue un año de grandes desafíos, pero también de grandes logros para proteger la información y la privacidad de los datos de nuestros clientes.

Desde el Grupo, promovemos además en todas las subsidiarias un uso responsable de la información en las acciones comerciales. El potencial de la tecnología nos permite, a partir de los datos, anticiparnos en la oferta de soluciones pertinentes conforme a las necesidades de los clientes. En todo momento, evitamos prácticas abusivas, preocupados por la confianza del cliente y apostando por relaciones de largo plazo.