Ficohsa Pensiones y Cesantías inició operaciones hace más de 6 años con el propósito de fomentar en los hondureños una cultura de ahorro que ayude a garantizar una mejor calidad de vida al momento de la jubilación. Brindando la opción del ahorro por medio de un fondo de pensión voluntario y complementario, Ficohsa Pensiones y Cesantías ofrece a sus afiliados la mayor rentabilidad en el mercado, seguridad, transparencia y un servicio innovador.
Ficohsa Pensiones y Cesantías también ofrece planes de ahorro para empresas y sus colaboradores a través del Fondo Empresarial Contributivo, Fondo Empresarial No Contributivo y Cesantía Empresarial. Adicionalmente, ofrece el Plan de Protección Integral, un producto único en el mercado que integra un seguro y brinda el máximo respaldo ya que, en caso de incapacidad total o permanente, el afiliado recibe la suma total del plan si haberlo concluido y por fallecimiento lo reciben sus beneficiarios.

Datos relevantes

El 2020 fue un año retador a nivel mundial y para Ficohsa Pensiones y Cesantías no fue la excepción. La empresa y sus colaboradores demostraron estar a la altura de las exigencias que se presentaron y rápidamente se adaptaron a los cambios de la nueva normalidad. Debido a la pandemia, se agilizaron proyectos digitales que se estaban trabajando para lanzar en el transcurso del año. Ficohsa Pensiones y Cesantías se adecuó a las necesidades de sus afiliados.

Con plataformas tecnológicas modernas, Ficohsa Pensiones y Cesantías brindó un servicio sin interrupción a sus afiliados durante la pandemia del COVID-19, siendo responsable con todas las medidas de bioseguridad y sin exponer a sus afiliados.

Durante la cuarentena decretada a raíz de la pandemia, el Portal de Autogestión tuvo especial relevancia ya que los clientes pudieron auto-servirse para ingresar sus solicitudes y gestiones desde sus hogares en los meses de confinamiento.

Ante las necesidades de una nueva realidad, se lanzó el servicio de autogestión por correo electrónico, el cual permite a los afiliados ingresar las gestiones, como lo harían en el portal, a través de un correo. La cantidad de gestiones ingresadas aumentaron en un 150%.

La empresa agilizó el proyecto de Afiliación Electrónica para que todas las personas interesadas en afiliarse pudieran hacerlo a través de la página web. Se replicó el formulario de afiliación a nivel digital para alcanzar una afiliación 100% virtual, logrando que los clientes respetaran la cuarentena y no se expusieran al visitar las oficinas.

El crecimiento estuvo muy asociado a la evolución del pequeño contribuyente, gracias también a los resultados progresivos de la educación en cultura de prevención y la facilidad que se le entrega al cliente, por ejemplo, siendo pioneros en disponer de una calculadora de previsión.

En el contexto de pandemia, los ahorros en el segmento medio aumentaron por un comportamiento más conservador de los clientes con el gasto. También se lograron buenos resultados de la gestión de fondos de cesantía ya que ante las medidas de suspensión y/o desvinculación de colaboradores a raíz de la pandemia, muchas empresas, vieron la importancia de disponer de este tipo de instrumentos financieros para poder hacerle frente a sus compromisos laborales con sus colaboradores.